Como elegir la correa para tu perro

Elegir la correa de tu perro es un tarea que debes mirar con detalle y tomar muchos factores como la utilidad, tamaño de la mascota y de la correa, materiales, raza del perro e incluso tomar en cuenta disposiciones legales.

La correa de tu perro es mucho más que un artefacto que permite el paseo. La correa adecuada va permitir una mayor seguridad para tu mascota, tranquilidad para el dueño o paseador y comodidad para el desplazamiento del perro.

Hay varios factores que debes tomar en cuenta al momento de elegir la mejor correa para tu perro:

  • Raza: varía el tamaño y peso del perro de acuerdo a su raza, la movilidad, así como su grado natural de agresividad sin adiestramiento.
  • Tamaño del perro: no es la misma correa para un cachorro, que para un perro adulto. Esto es independiente de la raza.
  • Materiales: la resistencia y fuerza de la correa pueden variar de acuerdo a la mascota, para que cumpla sus funciones de seguridad y comodidad.
  • Comodidad del perro: que es básica para evitar lesiones, la actividad natural y fuerza que tiene el perro influyen en el tipo de correa a elegir. Hay razas más activas que otras.
  • Seguridad: tanto para el dueño como para otros perros y personas.
  • Utilidad: existen correas para adiestramiento. Así como correas diseñadas para paseos en diferentes áreas. No es igual pasear tu mascota en un parque, hacer deporte con ella, o pasear en calles y avenidas congestionadas.

Consejos importantes a la hora de elegir la correa de tu perro

  • En el caso de los cachorros evita las correas de nylon que sean muy coloridas y estimulen a tu mascota a morderla o jugar con ella. Es una conducta que no debemos alentar en el perro y será muy difícil corregir después de adulto.
  • Las correas de los cachorros deben ser preferiblemente cortas y delgadas, que permitan la adaptación y adiestramiento en los paseos.
  • Busca siempre establecimientos autorizados y especializados, donde puedan ofrecer productos de calidad. Recuerda que pueden presentarse lesiones en tu mascota si no eliges la correa adecuada. También puedes consultar al veterinario.
  • Lee bien las indicaciones de los fabricantes de correas. Los fabricantes reconocidos muestran las sugerencias y características principales que tiene cada diseño.
  • Ten en cuenta que el tamaño, peso y la fuerza del perro varía con su edad y madurez. Necesitarás cambiar la correa de tu perro cuando sea adulto o si hay alguna necesidad especial.
  • Ten en cuenta que en España, igual que en otros sitios de Europa y en el mundo hay una lista de perros potencialmente peligrosos. En esos casos, es obligatorio cumplir ciertas regulaciones.
Longitud correa perros

Elegir la correa según la longitud

Según su longitud podemos encontrarnos correas de longitud fija y longitud variable. Vamos a ver que sus características:

Correas de longitud fija cortas: hasta 1,5 metros, este tipo de correas de menos de 50 cm., no son muy recomendables. Dan poca posibilidad de movimiento al perro y se acostumbra a tirar de la correa constantemente.

Correas de longitud fija largas: mayores de 1,5 metros, hay menor tensión que con las correas cortas. Pero se conserva una distancia suficiente para mantener el control de la mascota.

Correas de longitud variable: Permiten adaptar la distancia de acuerdo a cada situación. Son las recomendadas cuando los paseos pueden ser en áreas abiertas parques y plazas. Pero tienen ciertas desventajas.

Hay correas extensibles que llegan hasta 10 metros. Esta longitud no se recomienda en calles, ya que propician enredos y caídas. Se pueden usar con esa extensión, solo en casos de paseos al aire libre o en parques donde la mascota pueda tener libre movimiento pero conservar cierto control.

Hay que tener cuidado si la correa se retrae muy rápidamente, ya que puede ocasionar lesiones.

Elegir la correas según la forma

De acuerdo a su forma, las correas para perro pueden ser: 

Planas: son muy recomendadas en cachorros y razas con gran actividad y movilidad, ya que su roce produce menos traumatismo. Se enredan menos que las correas redondas. Es más fácil el control del animal, pisando la correa para evitar más desplazamientos o en situaciones de riesgo, sin generar daños en la fibra.

Redondas: se recomiendan en razas menos activas y perros tranquilos y habituados a los paseos que se usan por razones de tranquilidad para el paseador.

Elegir la correa según su material de fabricación

Cuero: son muy resistentes y su característica es la durabilidad. Aunque debe evitarse la humedad permanente que deteriora el cuero.

Nylon: son las que tienen más flexibilidad y pesan muy poco. Son fáciles de trasladar.

Acero: es el material menos usado para correas de perros. Se usan correas de acero en casos de perros grandes y pesados donde la resistencia es el factor clave para los paseos.

Metal: la mejor opción si el perro acostumbra a morder la correa.

Esperamos que con estos consejos tengas claro como elegir la correa de tu perro, tengas claro cual es la mejor opción para tu perro.

¿Te ha gustado este artículo? También te puede interesar....

Deja un comentario

Escribir un comentario: