Comederos para perros: ¿Cómo elegir la mejor opción?

Seguramente ya te has percatado de la enorme variedad de comederos para perros que existen en las tiendas. Puedes pensar que simplemente se trata de un cuenco para servir el alimento de tu mascota, pero lo cierto es que cuanto más adecuado sea a las particularidades de tu perro, más provechoso será su uso. 

Estos son los criterios que debes tener en cuenta al momento de elegir el mejor comedero para tu perro: 

Material

Generalmente, los propietarios deben elegir entre comederos de plástico, acero inoxidable o cerámica. El material del comedero no solo determina el precio, sino también la aceptación por parte del animal y la posibilidad de que el perro desarrolle una alergia o dermatitis de contacto. 

Plástico

Estos recipientes son económicos, sencillos y cómodos para limpiar. Sin embargo, algunos perros los rompen con facilidad y comen fragmentos de plástico, lo cual puede generar problemas de salud graves, como una obstrucción o perforación gastrointestinal. Además, ciertos componentes pueden generar reacciones alérgicas o dermatitis por contacto en el animal. 

Cerámica

Para lograr una óptima limpieza deben higienizarse en el lavavajillas porque la cerámica es porosa y es común que queden restos de alimento. No le transmiten aromas ni sabores al pienso. Pueden durar más o menos tiempo según el comportamiento del perro. 

Acero inoxidable

Los comederos fabricados con este material suelen ser los favoritos de propietarios y mascotas. Dura muchísimo tiempo en perfectas condiciones, es fácil de limpiar y resiste el calor. No es tóxico, ni alergénico. Su precio es un poco más elevado que el de los comederos plásticos, pero ligeramente inferior que el de los cerámicos.  

Como elegir el comedero de un perro

Plástico

Cerámica

Acero inoxidable

Precio

Económico

Más costoso

Coste intermedio entre el plástico y la cerámica

Durabilidad

Moderada. Muchos perros suelen romperlos como parte de un juego o cuando están aburridos. Es peligroso si el animal come fragmentos de plástico.

Reducida. Se rompen fácilmente y el perro puede lastimarse. 

Con el tiempo, se deteriora el esmaltado que suelen tener estos comederos.

Gran durabilidad

Facilidad de limpieza

Fácil

Al ser un material poroso, puede favorecer el desarrollo de bacterias. 

Se puede limpiar perfectamente con el uso del lavavajillas. 

Muy fácil

Diseño

Por lo general, rígidos. También existen comederos plásticos plegables. Suelen ser de colores llamativos.

Rígido. 

Diseño sofisticado. Elementos decorativos (esmaltado, base de madera, silicona o metal, estampas, vinilos).

Rígido. También suelen tener un valor agregado por el diseño (forma, base de madera o silicona, pinturas, grabados)

Alergénico / toxicidad

Puede generar alergia o dermatitis

Bajo

Bajo

Forma/Diseño

Los comederos no solo son grandes o pequeños. Los diseños varían para adecuarse a la altura del perro, el tamaño y longitud de su hocico, el grado de apetito y los gustos estéticos de los propietarios. 

Los comederos elevados suelen ser regulables y son ideales para

  • Perros de gran tamaño
  • Perros con problemas digestivos, como el megaesófago
  • Perros mayores con artritis
  • Perros con amputaciones de alguna de sus patas

Por otro lado, existen comederos con bordes bajos que son muy aconsejables para las razas pequeñas, como el chihuahua. 

Los comederos de forma cónica están diseñados para la comodidad de las razas de orejas largas (beagle, cocker, Charles Spaniel, bloodhound), con la finalidad de que las orejas del animal no tomen contacto con la comida y no se ensucien. 

También llegados a este punto podemos hablar de las tolvas que son unos dispensadores de comida en forma de embudo. Puedes encontrar más información sobre las tolvas haciendo clic aquí.

Algunos comederos integran en su diseño una base antideslizante y antiderrame para evitar que el perro empuje el tazón y la comida caiga al suelo.    

Precio

El precio no solo depende del material del comedero, sino también de su tamaño, diseño y función. 

Existen modelos automáticos que se programan para que dispensen la cantidad exacta de alimento en determinados momentos del día. Incluso algunos de ellos pueden manejarse a través del móvil, lo cual es de gran ayuda si el perro pasa gran parte del día solo. 

Otro factor que influye en el precio es el diseño. Los comederos de cerámica y aluminio suelen tener un meticuloso diseño en base a esmaltados, grabados, estampas, soportes de madera y metal, etc

Función

Muchas veces, los comederos tienen una función que va más allá de contener el alimento. Tal es el caso de los cuencos antivoracidad que cuentan con “barreras” en su interior, las cuales obligan al perro a comer más lento. Esto es especialmente útil en casos de sobrepeso u obesidad, o cuando el animal sufre de hinchazón, vómitos o dolor post comida a raíz de su glotonería. 

Asimismo, los comederos con elevación promueven una alimentación suficiente en perros con problemas de artritis, megaesófago o discapacidad, ya que no deben esforzarse tanto para comer su ración de pienso. 

Finalmente, los comederos plegables y portátiles son muy prácticos para las personas que suelen viajar con su perro o que lo llevan a todas partes.  

Para concluir

Tómate tu tiempo para escoger el comedero ideal para tu perro. Sin prisas, encontrarás varias opciones que te ofrezcan una excelente relación coste-calidad-funcionalidad. 

¿Te ha gustado este artículo? También te puede interesar....

Deja un comentario

Escribir un comentario: