Collar isabelino ¿qué es y para que sirve?

¿Qué es el collar isabelino?

El collar isabelino es una protección de forma de cono, que se coloca en el cuello de la mascota (perros o gatos) y funciona a modo de pantalla para limitar el acceso del hocico al resto del cuerpo.

El collar isabelino se fabrica principalmente de plástico rígido, aunque hay unos de plástico blando y de otros materiales. El material debe ser rígido para cumplir su función pero a su vez suave y liviano para la comodidad de tu mascota.

Por lo general, son piezas ajustables que permiten su adaptación al cuello de tu perro pero sin quedar apretadas.

Hay dos tipos de collares isabelinos:

  • Duros: material plástico y rígido, por lo general son transparentes.
  • Blandos: ajustable y livianos, resistentes a mordeduras y rasguños.

Origen del nombre

El collar isabelino deriva su nombre de los vestidos usados por la reina Isabel I de Inglaterra en el siglo XVI, con grandes cuellos rígidos en forma de platillo circular. 

Que es un collar isabelino

¿Para qué sirve el collar isabelino?

El collar isabelino tienen como única función la protección de heridas o lesiones que el perro pueda lamer hasta su curación o cuando ya no exista riesgo de infección.

Hay un conocimiento popular que indica que el lamido del perro puede tener algún tipo de propiedad antiséptica, pero la realidad es que no es cierto, por ello las heridas de los perros deber ser cuidadas como cualquier otro tipo de lesión.  

¿En qué casos se usa el collar isabelino?

  • En postoperatios. Después de una operación, con puntos de sutura recientes que hay que cuidar, así como mantener la limpieza de la herida. En muchos casos es necesario colocar alguna pomada o solución antiséptica tópica y es imperativo que el perro no se la quite.
  • Problemas en los ojos, que pueden generar picazón o se deben mantener limpios o bajo tratamiento, el collar isabelino evita que el perro llegue con sus patas y se contamine el área.
  • Problemas de la piel, que ameritan tratamientos especiales.
  • Uso de tratamientos sobre la piel del perro que pudieran ser tóxicos o que no deben ser ingeridos por su mascota.

Cuando un perro necesita usar un collar isabelino debe de hacerlo forma permanente, día y noche. El tiempo que debe tener tu mascota el collar isabelino, depende la causa y es importante seguir las instrucciones exactas del veterinario.

El veterinario debe considerar exactamente cual es la necesidad y el tiempo que debe durar tu mascota con el collar. Para los casos más comunes esta duración puede durar entre 7 y 10 días.

Inconvenientes del collar isabelino

  1. Tu perro debe usarlo hasta para dormir, verifica si puede dormir bien, es importante que tu mascota se adapte y se sienta lo más cómoda posible.
  2. El collar isabelino genera desorientación, tu mascota querrá quitársela y tendrá una conducta extraña, esto suele durar horas. Después de 48 horas suelen comportarse de manera normal y ya adaptados al collar.
  3. Recuerda que puedes ayudar a tu mascota a adaptarse. El confía en ti, ayúdalo y acompáñalo lo más posible para que sienta confianza y tranquilidad. Puede llegar a sentir miedo al principio.
  4. Siempre intentará quitárselo, vigila que quede sujeto pero no muy apretado y que cumpla su función de protección.
  5. Al principio puede tropezar con muebles y personas. Es muy importante que estés pendiente de tu mascota. Es una situación que puede generar estrés. Quita objetos delicados y deja libre espacios suficientemente amplios para que pueda caminar y desplazarse por las áreas comunes sin golpearse.
  6. Estate atento al principio en el momento de comer y beber. Ubica la comida y el agua un poco más alto para que logre alcanzarla sin esfuerzo. El collar isabelino debe ser suficientemente grande como para evitar que pueda lamer su cuerpo o proteger su cara según sea el caso, pero debe tener un diámetro que le permita comer y beber agua sin dificultad.

Alternativas al collar isabelino clásico

Inflables: existen varias marcas, son suaves y fáciles de colocar. Suelen ser de un material resistente a los golpes, mordidas y rasguños del perro.

Cono de recuperación para perros, hechos de PVC y carbón térmico, vienen en diseños aerodinámicos y pesan muy poco. Son muy resistentes.

Blandos: hay varios diseños. Algunos en forma de flor son muy populares, muy livianos y no son rígidos. Sirve solo en algunos razas y solo en caso de que tu veterinario lo aconseje.

Para que sirve un collar isabelino

Consejos cuando tu perro tiene que usar un collar isabelino

  1. Compañía: Acompáñalos en el momento de colocación en el veterinario, eso le genera confianza y tranquilidad.
  2. Protección: libera espacio en tu casa, para evitar tropezarse.
  3. Comidas: elevar comida y agua y verificar que pueda hacerlo sin ayuda ni dificultad.
  4. Observa: Mantente cercano y observa su conducta, apetito y sueño.
  5. Talla: cuida que sea el collar sea de la talla adecuada.

Marcas de collar isabelino

Hay diferentes marcas comerciales de collar isabelino duros o blandos: Entre ellas tenemos:

  • Trixie 
  • Boobooloon
  • Kruuse
  • Freedog
  • Kong veterinary products

¿Cómo hacer un collar isabelino casero?

Usando una garrafa o botella grande de agua, podemos fabricar nuestro propio collar isabelino, completamente funcional y sin gastos excesivos. 

Materiales para hacer un collar isabelino casero

  • Garrafa o botella de agua de plástico
  • Tijera
  • Perforadora
  • Cadena o collar

Pasos a seguir para hacer un collar isabelino

Se hacen dos cortes a la garrafa o botella con la tijera: uno superior y otro inferior inferior. El sobrante se desecha.

Queda un cono abierto de plástico, con dos extremos, uno estrecho y otro más amplio (fondo de la botella).

Puedes hacer un corte longitudinal y eso permite adaptar el tamaño del orificio que ocupa la circunferencia del cuello. Pero es opcional.

En el borde estrecho: se hacen al menos 4 orificios próximos al borde, con la perforadora o la tijera, en forma de cruz. Es esos orificios se pasa la correa normal de tu perro.

Cuida que los bordes no sean cortantes ni lastimen el cuello de tu mascota. Puedes cubrir ese borde con cinta adhesiva.

El largo del collar dependerá de tu mascota, lo más cómodo es que no sobrepase los 5 centímetros del hocico.

¿Te ha gustado este artículo? También te puede interesar....

Deja un comentario

Escribir un comentario: